lunes, 25 de mayo de 2015

Dios terminará la Obra que empezó en ti

gaviotas playa"Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo". Filipenses 1:6

Dios jamás se cansa ni se rinde. Trabaja a tiempo completo para perfeccionar la obra que comenzó en nosotros. Inició en el preciso momento en que le entregamos nuestra vida. Y desde entonces trabaja en nuestros corazones, mentes y espíritus. Trabaja con nuestro carácter, nuestros defectos, nuestros miedos, y con nuestra naturaleza humana en general. 

También siembra en nosotros la semilla de la naturaleza divina. Con especial atención cuida de ella para que brote y de a luz el fruto del Espíritu.
Nos da dones y talentos. Luego nos ayuda a desarrollarlos para que sean herramientas útiles al servicio del Evangelio.

Amigo.. Si sientes que ahora mismo Dios no está haciendo nada en tu vida, quiero decirte que estás equivocado. Él jamás ha dejado de  trabajar contigo. Su Palabra nos enseña que el que comenzó  en nosotros la buena obra la continuará hasta el día del Señor. Así que no te rindas, pues él no lo hace.


                                                           Lukas AmisToweer




Leer más...

viernes, 8 de mayo de 2015

Mejor un día en la presencia de Dios


"Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos.Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios,Que habitar en las moradas de maldad." Salmo 84:10
adelfas flores rosadasEste es uno de los pasajes de la Biblia que mas me gusta, y casi a diario lo traigo a memoria. ¡Cuanta simplicidad y verdad hay en él!. Pero lo podríamos simplificar aun mas diciendo: "un día en el Espíritu con mi Señor no se puede comprar con una vida alejada de él satisfaciendo los deseos de la carne". Al igual que yo, seguramente también conoces a alguien que aunque vive a espaldas de Dios ha logrado muchas cosas sin hacer grandes esfuerzos. Hablo de esas personas que se hacen todos los gustos y aparentemente lo tienen todo.

En ciertas ocasiones podemos caer en el error de querer estar en el lugar de ellos, especialmente en momentos cuando atravesamos alguna dificultad grande. Mas.. como nos enseña el salmista en esta palabra, mejor vivir unas horas en la presencia de Dios, que toda una vida rodeados de lujos complaciendo los deseos pecaminosos de la carne. El hecho aquí es que tarde o temprano debemos dar cuenta de todo, y lo que verdaderamente importa es donde pasaremos la eternidad, pues luego de partir, de nuestro estilo de vida en la tierra no quedará nada. 


La paz que se obtiene a cada instante estando cerca del Señor, no tiene un solo punto de comparación con la vida que llevan los incrédulos alejados de él. ¿Tu que opinas?


                                                           Lukas AmisToweer



Leer más...

Suscríbete para Recibir Nuestras Reflexiones por Correo Electrónico!


Ingresa tu correo:




Recíbelo por FeedBurner