domingo, 7 de agosto de 2016

La Importancia de la Oración en la Vida del Cristiano - Orar es Vital!

manos orando a Dios
"Pero yo a ti oraba, oh Jehová, al tiempo de tu buena voluntad;
Oh Dios, por la abundancia de tu misericordia,
Por la verdad de tu salvación, escúchame." Salmo 69:13

En los últimos días he conversado con mucha gente, tanto dentro como fuera de la Iglesia, que están atravesando momentos complicados. Y en cada una de esas conversiones en algún momento hemos tocado la importancia de poner todas las preocupaciones en las manos de Dios, y buscar su dirección y sabiduría. Pero nuestras oraciones deben ser reservados sólo para aquellos momentos en que las cosas no marchan del todo bien? ¡Claro que no!

Andrew Murray, el gran teólogo del siglo 19 dijo: "La oración es el pulso de la vida espiritual. Si eso es cierto, entonces la oración debe ser el primero que haga por la mañana y la última cosa que haga por la noche".

Estas son cinco razones importantes por las cuales debemos orar:

1. Cristo nos mandó a orar. 
2. La oración es el medio por el cual desarrollamos una relación con Dios. 
3. La oración es la vía para confesar nuestro pecado y encontrar el perdón
4. Recibimos respuestas y dirección cuando oramos. 
5. Nuestras cargas son más ligeras cuando oramos.

Tenemos muy buenas razones para hablar con nuestro Padre Celestial, nada que perder y mucho por ganar. Por ello seamos conscientes del privilegio que tenemos de venir al Creador del Universo y pasar tiempo con él en la oración.


                                                                        Lukas AmisToweer



Fotografía: https://pixabay.com


Si te bendicen nuestras reflexiones acompáñanos y danos tu apoyo en Facebook.
Solo debes dar click abajo en "Me gusta esta página". Gracias!







Leer más...

viernes, 5 de agosto de 2016

Fe y Oración - El Campo de Batalla en la Guerra Espiritual

hombre orando de rodillas frente a una cruz
"Mas el fin de todas las cosas se acerca: sed pues templados, y velad en oración." 1 Pedro 4:7

¿Has oído hablar de el valle de Elah?, es un valle cerca de la ciudad Judía de Bet Shemesh. Samuel describe ese sitio como el lugar donde David venció a Goliat (1 Samuel 21:9). Este histórico campo de batalla próximo a Jerusalén está practicamente desabitado en la actualidad, ya que durante la temporada de lluvias un caudaloso arroyo corre por el medio del él haciéndolo un lugar inadecuado para vivir, aunque en los meses mas cálidos se seca por completo. Se cree que fue en ese arrollo donde David escogió las cinco piedras lisas; una de los cuales utilizó para matar a Goliat. El lugar no tiene puntos de referencia pero la gente que pasar por delante de él es conscientes de su significado bíblico e histórico.

La actual "invisibilidad" de este campo de batalla, me hace reflexionar que la batalla entre David y Goliat también se dio en "un lugar invisible".. el lugar de la fe de David
La mayoría de las batallas que enfrentamos se ganan o pierden en el reino espiritual, en un campo de batalla oculto donde libramos la guerra a través de la oración. Las victorias espirituales en nuestros lugares de oración no necesitan monumentos que las recuerden, pero sin duda serán bien recordadas en el cielo, y se convertirán en monumentos vivos y de fe en nuestros corazones!

Amigo.. ¿Hay un Goliat espiritual frente a ti en este día? Si es así, permíteme recordarte donde se encuentra tu campo de batalla; está allí, oculto, en tu vida de oración. Se constante y firme en ella y obtendrás la victoria!. Lucha en el campo de batalla espiritual, donde las victorias son las más grandes de todas. Y recuerda que el mismo triunfo de Jesús en la cruz  ha preparado el camino para el tuyo!


                                                           Lukas AmisToweer


Fotografía: https://pixabay.com


Si te bendicen nuestras reflexiones acompáñanos y danos tu apoyo en Facebook.
Solo debes dar click abajo en "Me gusta esta página". Gracias!




Leer más...

martes, 26 de julio de 2016

¿Porqué Dios permite el Sufrimiento y nos hace pasar Pruebas?

Es muy fácil decir Gloria a Dios!, Aleluya!, o Amén!" cuando las cosas marchan bien y todo va de maravillas. Pero cuando caminamos por el fuego de la prueba esta clase de palabras escasean en nuestra boca. Las pruebas llegan a la vida del creyente con un propósito y una recompensa. Algunas de las causas por las cuales Dios las permite es para probar nuestro carácter y para hacernos madurar en la fe, "...sino que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza" (Romanos 5:3 y 4). 

Jesús no se limitó a enseñarnos esto solo con palabras, entregó su vida a padecimiento para cumplir su misión. Hagamos memoria de su última semana como hombre.. En esos días soportó infinidad de pruebas e injusticias, lo declararon culpable y lo sentenciaron a muerte por delitos que no cometió, lo torturaron, pusieron en su cabeza una corona de espinas, lo clavaron en una cruz, y atravesaron su costado con una lanza. Sólo por nombrar algunas de las cosas que padeció. Y en ningún momento decidió abandonar la prueba porque era demasiado dura; todo lo contrario, tomó su dolor y cargó con él, pues sabía mejor que nadie que ese sufrimiento era necesario. Hoy, 2016 años mas tarde, gracias a lo que Jesús pasó en el proceso de prueba, tu y yo tenemos vida eterna. 

Los verdaderos cristianos deben ser pulidos como a finos diamantes. Cuando llegamos a Dios creemos que nos hemos librado del dolor, en parte es así, solo que desde ese momento nuestros padecimientos están regulados por él, y tras cada prueba siempre hay un plan divino para mejorar áreas en nuestra vida espiritual.
Si bien los sufrimientos son necesarios, Dios ha prometido que no permitirá mas dolor del que podamos soportar, y que junto a la prueba nos dará también la salida (1 Corintios 10:13).

Amigo.. si estás atravesando por el fuego de la prueba, no olvides que El Creador te ha dado su Palabra para guiarte, su Espíritu Santo para fortalecerte, y el privilegio de hablar con él cuando lo necesites. Y recuerda.. a través de las tribulaciones de la vida obtendrás la victoria!.. “Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo” (1 Corintios 15:57).


                                                             Lukas AmisToweer

Si te bendicen nuestras reflexiones acompáñanos y danos tu apoyo en Facebook.
Solo debes dar click abajo en "Me gusta esta página". Gracias!




Leer más...

viernes, 15 de julio de 2016

Sorprende a tu enemigo! ¿Porqué dar la otra mejilla?

"Pero yo os digo: no resistáis al que es malo; antes bien, a cualquiera que te abofetee en la mejilla derecha, vuélvete también la otra." Mateo 5:39 

La gente al leer este pasaje piensa que Dios está diciendo que deben ser pasivos, y pasar por alto lo que ha sucedido. Si bien esto no está mal, no es exactamente lo que el Señor quería decir. Poner la otra mejilla no se trata de ser pasivo, todo lo contrario ¡se trata de ser activo!. Tan activo que realmente confundes a tu enemigo. Dar la otra mejilla se trata de tomar una acción tan impactante y tan fuera de lo común que harás que a la otra persona se le derrumbe todo a su alrededor.
Si confundes al mundo podrás cambiar su forma de actuar.


¿Realmente quiere vencer el mal? entonces debes hacer algo al respecto. Comienza por tomar acciones inesperadas, acciones de amor, decisiones sorprendentes, eso es lo que Jesús hizo por nosotros, y cambió nuestras vidas para siempre, ¿verdad?.

¿Alguien te ha lastimado o ha pecado contra ti?, sin dudas que si, éstas cosas suceden a menudo y la causa siempre será la naturaleza humana pecaminosa. Pero ahora ya sabes como transformar estas situaciones negativas en acciones de amor.

Esfuérzate para que se te haga un hábito el sorprender a quien te hace daño. Un cambio radical en tu forma de actuar puede transformar vidas, especialmente la tuya propia!


                                                                   Lukas AmisToweer

Fotografía: https://pixabay.com


 Si te bendicen nuestras reflexiones acompáñanos y danos tu apoyo en Facebook.
Solo debes dar click abajo en "Me gusta esta página". Gracias!



Leer más...

domingo, 3 de julio de 2016

¿Cuál es tu Actitud frente a la Vida?

actitud

Controla tu actitud


Según el diccionario la palabra "actitud" se define como manera de comportarse u obrar una persona ante cierto hecho o situación". Otro término que se emplea para alternar es "disposición".

Los pilotos de avión suelen usar la palabra "actitud" para describir su relación con la tierra. Si su actitud no está correctamente alineada, el avión hará contacto con el suelo en el ángulo equivocado y se estrellará. Para que esto no ocurra usan el "Indicador de actitud", también llamado "Horizonte artificial", un instrumento de vuelo que muestra la orientación de la aeronave respecto al horizonte (ver).

En esencia, la actitud es la disposición interior hacia cosas externas, como personas o circunstancias. Como en un avión, la actitud en las personas se aplica cada vez que se debe lidiar con algo externo. Según la Biblia, cuando entregamos nuestra vida a Dios, somos una nueva criatura, y esa nueva criatura tiene que desarrollar actitudes nuevas, actitudes similares a las que tenía Jesús. Las escrituras dicen: "Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús" (Filipenses 2:5). "En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos" (Efesios 4:22).

Malas actitudes

Casi todos podemos reconocer una mala actitud nuestra, a veces se manifiesta con acciones, otras con negatividad, revelida, crítica, intolerancia, impaciencia, falta de voluntad, apatía, desánimo,  arrogancia, egoísmo, groserías, etc. Si queremos ser cristianos practicantes y no solo de palabra debemos rechazar todo tipo de actitudes negativas. Las actitudes son disposiciones internas que emanan del corazón y de la mente, y el producto de esas actitudes sirven como base para nuestras acciones. "Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él" (Proverbios 23:7). De hecho, nadie sabe como son los pensamientos de tu corazón, solo tú y Dios. Como resultado, la actitud es algo que sólo tú o Dios pueden cambiar, un cambio que debe producirse en nuestro interior.

Buenas actitudes

Dios nos aconseja que mostremos siempre una buena actitud con las circunstancias y con las personas, así como las tuvo Jesús. Que seamos amorosos, positivos, pacíficos, pacientes, benignos, bondadosos, mansos, etc. (Gálatas 5:22-23).

"Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad". (Filipenses 4: 8)


                                                             Lukas AmisToweer


Fotografía: https://pixabay.com


Si te bendicen nuestras reflexiones acompáñanos y danos tu apoyo en Facebook.
Solo debes dar click abajo en "Me gusta esta página". Gracias!




Leer más...

Suscríbete para Recibir Nuestras Reflexiones por Correo Electrónico!


Ingresa tu correo:




Recíbelo por FeedBurner