jueves, 3 de mayo de 2018

Una Bella Reflexión Sobre el Amor de Dios

"Y ahora permanecen la fe, la esperanza,
el amor, estos tres; pero el mayor
de ellos es el amor." 1 Corintios 13:13

Sabemos que sin fe es imposible agradar a Dios, es más, sin fe no existiría el cristianismo ni ninguna otra religión. Cuan importante es para nosotros llegar a tener un grado de fe en El Señor como la que alcanzaron sus primeros seguidores, o la que tienen muchos hoy en día, que atravesando luchas tremendas parecen estar mas fuertes que antes, y se les ve revestidos en el valor que les da la fe.

El don de la fe está muy relacionado con la esperanza. Ella nos ayuda a seguir adelante cuando enfrentamos tiempos difíciles. La esperanza es la expectativa de que obtendremos algo específico, algo que deseamos, o que nos hace mucha falta. Me cuesta imaginar como sería la vida sin esperanza, seguramente nos rendiríamos muy fácil, viviríamos como derrotados antes de perder las batallas.

La esperanza se puede ver en los hospitales entre los enfermos, animándolos, dándoles fuerzas, la esperanza está allí con una madre soltera que sueña un mejor futuro para sus hijos. Ellos podrían tirar la toalla si no fuera porque tienen esperanza, pero intuyen que en algún momento tendrán lo que esperan. La esperanza es un regalo de Dios que nos anima a no bajar los brazos porque a su lado la victoria es un hecho.

Que triste a de ser vivir una vida sin fe y sin esperanza, personalmente no quisiera pasar un sólo día en este mundo sin ellas, pido a Dios para que nunca me falten. Sin embargo, a pesar de lo maravillosas e importantes que son, palidecen en comparación con el amor.

La Biblia nos enseña que el amor es más grande que la fe y que la esperanza, nos dice que aunque ambas son muy importantes, mucho mas lo es el amor.

Pero.. ¿qué hace al amor ser tan especial?, para empezar el amor fue lo que motivó al Padre a enviar a su único Hijo a morir por nosotros, y lo que impulsó a Jesús a dejar su trono entre ángeles y venir a este mundo para guiarnos a la salvación. Sin amor no hubiera existido el perdón para nuestros pecados. Sin la redención impulsada por el amor, tampoco existirían la fe ni la esperanza.

Por esto, y simplemente por esto, no hay nada más especial ni mas grande que el amor. Y es el fundamento para todas las cosas importantes de nuestra vida.


                                                                        Lukas AmisToweer