Reflexionemos Juntos

Recibe palabras de aliento, frases y mensajes motivacionales cristianos basados en la Biblia que te ayudarán a fortalecer tu vida espiritual y a mejorar tu relación con Dios y las personas.

sábado, 17 de octubre de 2020

¿Qué es el Cielo y qué es el Infierno?

 

Somos pasajeros en el tren de la vida, nuestra existencia es apenas un chasquido de dedos en un eterno silencio. Nuestros pecados nos han condenado a la muerte, pero a través de Jesús recuperamos la vida. 

A muchos no le gusta hablar del infierno. Pero ¿Cuál es la naturaleza real del infierno?. Básica y esencialmente es la separación de Dios, es el destierro de todo lo que es bueno, justo, y feliz. Algunos se atreven a bromear con esto diciendo cosas como que desean ir para allí para embriagarse con vino y cerveza. Está claro que nadie va a establecer un club nocturno en el infierno, irán a la eternidad sedientos de Dios, y lo peor, no podrán regresar a esta vida para aceptar lo que hoy están rechazando. 

Amigo, amiga, seamos claros, sin el cambio que Dios exige nadie puede llegar al cielo, y no me refiero a ser miembro activo de una Iglesia, sino a conocer a Cristo, y tener un compromiso serio con El. 

Entonces.. ¿Qué es El Cielo?. La Biblia lo describe como una ciudad donde existe una sociedad perfecta, sin maldad, sin envidias, sin pleitos, un lugar donde sus habitantes serán libres de las inseguridades y temores que nos acosan en esta vida. 


"Dios secará toda lágrima de los ojos de ellos; 

y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, 

ni clamor, ni dolor; porque en la nueva vida 

todas las cosas malas ya pasaron." 

Juan 21:4


Yo espero con gran ilusión ese día glorioso de entrar en el cielo, ¿y tú?. El deseo de Dios es que todos sean salvos, y lo desea tanto que entregó a su propio hijo para morir en la cruz por ti, por mi. Todos moriremos algún día, y todas nuestras obras humanas regresarán al polvo. Nadie se escapa de la muerte, y yo no quiero escapar de ella, yo quiero conocer el cielo. La vida aquí es muy cortita y no tenemos mucho tiempo mas, tenemos que elegir!

Te preguntarás qué te estoy diciendo.. Te estoy diciendo que Jesús está vivo, y porque Él vive nosotros por fe también viviremos. Pero necesitamos un cambio radical, debemos arrepentirnos de los pecados y creer en Cristo... que ya lo has hecho?!, excelente!, entonces este mensaje va especialmente dirimido a alguien que aún no lo hizo. Escucha.. si hoy le recibes en tu corazón y le dices "Señor ven a mi", te aseguro que Él irá. Recuerda que no tienes mucho tiempo, un día tu estarás en la eternidad, y la decisión que tomes hoy puede decidir donde la pasarás. 


                                                                                 Marcel Amorín

Leer más...

domingo, 4 de octubre de 2020

El Regalo de Dios


 Hacen aproximadamente 2020 años atrás, en Israel, el cuerpo de un hombre vaciaba toda su sangre mientras colgaba en una cruz. Hacen 2020 años atrás allá en Jerusalén existe una tumba diferente, por lo general las tumbas llevan dentro los restos de un hombre muerto, pero esa está vacía, aunque durante tres días y tres noches tuvo a alguien dentro. Hacen 2020 años atrás un Hombre Santo se dio a si mismo como cordero, como ofrenda viva al Dios de los cielos, para pagar con su propia vida las ofensas del mundo entero. Para ese entonces los pecados humanos habían alcanzado tal magnitud que ya no alcanzaba el sacrificio de un simple animal para estar a cuentas con el Eterno, lo mismo que ahora.

Aquella triste y alborotada tarde en la ciudad de Jerusalén no murió un hombre común, al quien colgaron en ese madero no fue un simple maestro, ni otro gurú, o líder espiritual más, de los tantos que han pasado por la historia, de esos que aun conservan sus restos en sarcófagos de piedra. Ese día no fueron los judíos quienes mataron a ese hombre justo, tampoco los romanos... quienes lo llevaron a la cruz fueron nuestros pecados, nuestras rebeliones, los tuyos, los míos, nuestras desobediencias. 

Hoy 2020 años después de su muerte, y resurrección, y tan cerca del cumplimiento de la promesa de su advenimiento, muchos entendimos lo que aquel bendito día se pagó con esa sangre. El creador del universo dejó su trono entre ángeles, se hizo carne, vivió como hombre, sufrió como hombre, mas de treinta años. Luego fue menospreciado por sus amigos, despreciado por su pueblo, y sin haber cometido delito, fue enjuiciado, torturado, condenado a muerte de cruz, y ejecutado por su propia criatura, la misma que un día con tanto amor formó con sus propias manos. 

Tristemente muchos siguen sin entender que aquel día el creador de todas las cosas, a través del sacrificio de su unigénito Hijo, que era Dios mismo y Salvador, estaba extendiendo su mano a toda la humanidad para que se reconcilien con Él. Más la gran mayoría sigue sin comprender que en aquél momento a través de Jesús, Dios nos estaba ofreciendo su perdón, y el regalo inmerecido de la vida eterna. 

Amigo, amiga, no se si estás completamente seguro, segura, de si tu nombre ha sido inscrito en el libro del cielo... de no ser así, recuerda que no habrá otra oportunidad luego de esta vida. Somos salvos cuando reconocemos que somos pecadores, que sin la ayuda de Dios estamos perdidos, obtenemos nuestro pasaje a la eternidad cuando nos arrepentimos de corazón, y permitimos que aquella sangre que se derramó en Israel nos cubra de todo pecado.

Ruego al Espíritu Santo que en este día ponga en tu corazón la certeza de tu salvación. Recuerda que hay un solo nombre bajo el cielo en que podemos ser salvos, es en el nombre de Jesús. 

"El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida." 1 Juan 5:12


                                                                     Marcel Amorín

Leer más...

domingo, 19 de julio de 2020

La Voz de Dios

Siempre sentí una voz cerca mío, que me hablaba bajito para que nadie escuchara, que me hablaba despacio para que la entendiera, 
Siempre sentí una voz que venía desde otro sitio, desde un lugar mas sano, mas alto, mas pacífico.
Siempre sentía esa voz, que hablaba sin hablar, que me susurraba sin susurrar, que me aconsejaba, que me motivaba.
Una voz suave que entraba por los oídos de mi corazón para comunicarse conmigo en el idioma del amor.

Pensaba que solo yo la podía oír por eso no me atrevía a compartir mi experiencia, tu ya sabes, para que la ciencia no cuestione mi cordura.
Lo cierto es que me ha acompañado durante toda la vida, intentando guiarme, motivándome.
Ha estado allí desde mi infancia, quizá desde antes, hablando a mi conciencia, susurrando a mi alma. 
Estuvo allí en mi juventud para señalarme el peligro, para advertirme de lo malo que es tener malos amigos. 
La escuché cuando vinieron a tentarme, y me convenció que hacer el bien a la larga es mas rentable, y de listos llenas están las cárceles.

Pero llegó un momento de mi vida en que no la quise oír, era mas divertido hacer todo lo opuesto a lo que ella me indicaba, por eso tapaba los oídos de mi conciencia para no escucharla, pero era imposible, aún seguía allí conectada a mi interior con sus palabras.
Comencé a beber para olvidar problemas, y en parte los olvidaba, pero adivina... adivinaste... la voz no se callaba... sus consejos me seguían aún borracho mientras deliraba. 

Un buen día... me dispuse a ser yo, quien hablara: Oye ¿porqué has puesto tu ley en mi conciencia?, ¿porqué me has perseguido toda la vida?,¿quién eres?, ¿eres Dios verdad?...¿Porqué callas ahora?...el silencio te delata...


"Todos los que son guiados por el Espíritu 
de Dios son hijos de Dios" (Romanos 8:14)


Señor siempre te has interesado en mostrarme el camino correcto, todo el tiempo me has hablado, has iluminado mi interior, me has inspirado para hacer lo bueno aún antes de conocerte. Gracias por tus palabras.

                                                                                    Marcel Amorín







Leer más...

lunes, 18 de mayo de 2020

Profecías Bíblicas del Fin - 2020 - ¿Estás preparado?

Hace unos días atrás charlando sobre profecía bíblica con un familiar muy cercano, le pregunté: "¿Estás preparado para lo que viene?", me contestó: "Para ser sincero, no lo se, quizás no", lo que al decir verdad, su respuesta me puso un poco triste.
Amigo, amiga.. si das un vistazo a todos los acontecimientos que estamos viviendo en estos últimos tiempos comprobarás que es mas urgente que nunca ponerte a cuenta con Dios y comenzar a preparar tus maletas espirituales, pues tu partida de esta tierra puede que esté mas cerca de lo que crees.. tranquilo, tranquila, sabes bien que no te hablo de muerte, sino de vida, del misterio de la ascensión, lo recuerdas..."no todos moriremos pero todos seremos transformados" (1 Corintios 15:51-58 ).
El final del año pasado y el principio de éste han sido apocalípticos, grandes desastres naturales han sacudido literalmente la tierra, tal como está escrito que sucedería.. enormes incendios en Bolivia, Paraguay y Brasil, desbastaron cientos de kilómetros de selva amazónica (pulmón del planeta), sin olvidarnos de Australia que mas de 200 incendios estuvieron activos durante meses, arrasando mas de 10 millones de hectáreas, recordemos también la pesadilla que ha vivido Puerto Rico que en apenas una semanas registró mas de mil temblores, plagas como el dengue en américa latina, la malaria en áfrica, y qué decir de la pandemia del coronaviris que en unos pocos meses se ha cobrado la vida de decenas de miles de personas y ha desencadenado la crisis económica mas grande de la historia, con un récord de personas que perdieron su empleo en las naciones mas ricas del mundo como Estados Unidos, Inglaterra, España, Francia, Alemania, Italia, Rusia, China, etc, y seguramente todo esto no sea nada comparado con las crisis que se avecinan en los próximos meses - años, entre ellas la hambruna.  Los creyentes no deberíamos asombrarnos de todo esto, Jesús mismo nos advirtió que antes de su segunda venida, llegarían pestes, hambres, guerras, rumores de guerras, terremotos, y plagas, nos dijo que cuando veamos que todas estas cosas estén sucediendo que nos preparemos, pues en un abrir y cerrar de ojos a la final trompeta seríamos quitados de este lugar para ser librados de los juicios que vendrían sobre las naciones.
Se vienen años muy duros para la humanidad, los mas duros que jamas han existido, ya podemos escuchar el galopar de los caballos del Apocalipsis, y ésta crisis actual es tan solo el preludio, un ensayo de lo que se avecina, un aviso de Dios para la Iglesia para que se avive, para que se apronte. Durante siglos los seres humanos han ido dando cada vez mas la espalda al creador, han preferido auto-gobernarse, crear sus propias leyes y sus propias normas de conducta, basadas en lo que sus mentes finitas y pecaminosas perciben como bueno o malo, verdadero o falso, y fundamentaron sobre ellas la ética y los principios morales, y así estamos... la corrupción y la decadencia moral están terminando con la honestidad y los valores familiares. La humanidad se ha creído sabia en su propio entendimiento, ha cerrado sus oídos a los consejos de Dios. Por eso.. así como una fruta madura cae al suelo por su propio peso, es inevitable que por el peso del pecado caigan sobre la tierra todas las profecías apocalípticas escritas en La Biblia.
Amigo.. mi amiga.. ahora mi pregunta es para ti: "¿Estás preparado, preparada, para lo que viene?, y no te hablo de los juicios de Dios contra las naciones, que en parte ya han comenzado, me refiero a si te estás poniendo a cuentas con Él, si oras, si estás viviendo en santidad para ser digno, digna, como dice la escritura de escapar de todas las cosas que vendrán.. resumiendo.. me refiero a si estás preparado para irte con Él?. Si al igual que mi familiar tu también tienes dudas entonces te diré lo mismo que le dije a él en su día:.. "Este es el mejor momento para ponerte a cuenta con Dios, para vivir una vida de acuerdo con sus consejos y enseñanzas, para aceptar que solo a través de Jesús hay salvación, hoy es el mejor día para hacerlo, pues no sabes si mañana ya sea tarde para preparar tus maletas espirituales, pues quizá mañana ya hayas perdido tu vuelo... "Buscad al Señor mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cerca" (Isaías 55:6)".
Y si tus cosas con Dios están bien, entonces perfecto, me alegra el alma saber eso!. Y recuerda que no debes sentir temor ni asombro por lo que está pasando, nosotros ya hemos sido avisados, y las profecías se tienen que cumplir todas. Recuerda lo que dice el salmo 91: "Aunque caigan mil a tu lado y diez mil a tu diestra, a ti no se acercará". Y gocémosnos de corazón, y alentémonos los unos a los otros porque nuestra redención está mas cerca que nunca!! Amén.


                                                                 Marcel Amorín
Leer más...

lunes, 10 de febrero de 2020

La Importancia del Silencio para Orar a Dios y Meditar en su Palabra

"Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro,
salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba". Marcos 1:35

Nadie podría dudar del amor que Jesús sentía por las personas, pero a veces necesitaba alejarse de ellas para orar a Dios. Como nos narra el Evangelio según San Marcos, cierta vez antes del amanecer buscó un lugar tranquilo en el desierto y oró. Este pasaje bíblico perfectamente lo podemos tomar para nuestra vida como un mensaje instructivo ¡Ve a un lugar tranquilo y ora!. Personalmente he aprendido lo bueno de llevar a cabo esta práctica.

En noviembre del pasado año tuve la oportunidad de ir de campamento con un hermano que estudia el comportamiento de los animales en su hábitat natural. En la ocasión armamos la tienda en un lugar bastante alejado de la civilización, una zona boscosa al borde de un pequeño río. Y durante esos días, tomé por costumbre ir todas las mañanas a orar en un lugar donde me sentía cómodo y relajado. En sitios así los únicos sonidos que se escuchan son los de las aves, algunos insectos, el del viento o la que producen las pequeñas olas rompiendo en la orilla.

Cuando te encuentras en esa soledad, alejado del ruido de la gente o de la ciudad es muy fácil sentir la presencia de Dios. Por eso debemos responder la invitación que nos hace Jesús: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar" (Mateo 11:28). El Señor no nos propone que tan solo nos alejemos para orar, sino que también lo hagamos para meditar en su Palabra, como nos enseña el salmista: "¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación" (Salmo 119:97)

Te animo a descubrir lo valioso que es meditar en silencio. A principio quizás te distraigas con tus propios pensamientos recordándote cosas,.obligaciones, etc., pero sigue escuchando, Dios habla en el silencio. Jesús tenía como costumbre apartarse de las personas para orar a Dios, era su disciplina y nosotros debemos aprender todo de él.
 


                                                             Marcel Amorín
Leer más...